Follow by Email

viernes, 20 de mayo de 2011

Violencia física

“Es violencia física cualquier acto que infringe daño no accidental, usando la fuerza física o algún tipo de arma u objeto que pueda provocar  o no lesiones ya sean internas, externas o ambas”.
La violencia física se entiende como todo acto de agresión intencional y repetitiva que se ejerce mediante golpes en diferentes partes del cuerpo, empujones, patadas, pellizcos, nalgadas, lesiones provocadas con las manos o con algún objeto o arma, cuya intención es controlar, someter, dominar y dañar a una persona. Puede ser cotidiana o cíclica, y transcurrir entre momentos de violencia física con periodos de calma.
Se identifica por la presencia de magulladuras, heridas, quemaduras, moretones, fracturas, dislocaciones, cortes, lesiones internas, asfixia, etc., que en ocasiones puede provocar invalidez, suicidio y homicidio.
Muchas de las personas que sufren violencia física consideran que una patada o un pellizco no es una acción violenta, debido a que en diferentes momentos de la vida se utiliza este tipo de maltrato como medida “correctiva”; es decir, es “normal” recibirlo, aunado a la frecuencia o a que se han soportado agresiones mayores, golpes, heridas con armas o inclusive violación.
Es importante que se evite la reproducción de tales conductas en la pareja y en la relación con los hijos, haciendo evidente que eso es violencia y que se debe buscar ayuda entre familiares, amistades y profesionales.
Todas las formas de violencia causan siempre daños tan graves que afectan el desarrollo sano de las personas que las sufren y que en ocasiones llegan a la muerte.
Hay que evitar justificar al agresor con pensamientos tales  como: “tiene problemas”, “está cansado”, “está enfermo”, él así es”, “estaba borracho”, “yo me lo busque”, “yo lo provoqué”, etc.; estas ideas son erróneas y favorecen la frecuencia, la intensidad, la permanencia y la reproducción de generación en generación de agresiones, ocultan la realidad y hacen más difícil la búsqueda de ayuda.
El apoyo de profesionales de la salud y la asesoría legal sirven para que las personas que sufren violencia familiar, encuentren alternativas que les permitan terminar con su ciclo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario